Hosting Gratis Unlugar.com
Hosting - Registro .Com - Hosting Gratis - Barrio Privado - Mail List - Clasificados Gratis
Promo Hosting Unlugar.com
 

Plegaria a Stella Maris

 

 La advocación de la “Estrella de los Mares” ha sido para los marinos motivo de reverencia y oración.

El sentimiento religioso inspiró esta presentación, con la oración a la virgen María en su advocación de Stella Maris, con imágenes del rompehielos Almirante Irízar y la actividad antártica nacional.

Ver presentación haciendo clic aquí

 

Origen de la plegaria a Stella Maris

La advocación a nuestra Señora Stella Maris es casi tan antigua como la divulgación de la fe cristiana. Los primeros registros escritos donde aparecen referencias a María como Estrella del Mar, son las letanías lauretanas aprobadas en el siglo XVII por el Papa Paulo V. A fines de dicho siglo el mismo Papa aprobó otras letanías surgidas en Hispanoamérica en las que se encuentran mayor cantidad aún de referencias a Stella Maris.

La Virgen María siempre estuvo muy presente en los navegantes cristianos y su representación con Stella Maris emanó de los mismos corazones de los marinos de antaño.

El 22 de marzo de 1908 se colocó en Mar del Plata la piedra fundamental de la capilla Stella Maris, ubicada en una lomada próxima a la costa a la que caracterizó a tal punto que desde entonces es conocida como la loma de Stella Maris. Comenzó como un pequeño edificio y fue finalmente bendecida el 7 de marzo de 1912. El templo y el colegio construido en 1918, son conducidos desde aquel entonces por la Congregación de Hermanas Adoratrices.

La ciudad de Mar del Plata se caracterizó desde sus orígenes por la actividad pesquera desarrollada por familias de inmigrantes, en particular de origen italiano. A partir de 1917, cuando se habilitaron las facilidades portuarias, cien lanchas a motor y a vela comenzaron a operar desde la conocida banquina de pescadores, aumentando constantemente la importancia de esta actividad productiva. Desde esa misma época y en especial a partir de 1925, con la inauguración de la Base Naval, se incrementó la operación de unidades de la Armada desde el puerto marplatense.

En síntesis, la presencia de navegantes, y sus familiares, en la ciudad se aumentó incesantemente.

La capilla Stella Maris era la más visitada buscando protección o consuelo, pero también había otras personas devotas que asistían a sus celebraciones. Entre ellas la señorita Brenda Bassi, poetisa y pintora, con varios libros publicados, era allegada a las Hermanas Adoratrices por su frecuencia en la capilla.

En 1936, encontrándose en Mar del Plata, la Hermana Superiora le comentó que muchos pescadores, marinos y familiares concurrían a la capilla a orar y a solicitar estampitas y alguna guía sobre la mejor forma de rogar a la Virgen. Es así como le propusieron que escribiera una plegaria.

Brenda Bassi escribió dos plegarias a Stella Maris. Una en italiano, que llamó Preghiera del Pescatore, y otra en castellano Plegaria del Marino. Esta última es la que da origen a nuestra actual Plegaria a Stella Maris.

El texto original sufrió modificaciones ante la necesidad de actualizarlo a la terminología de la Armada y a aspectos que es lógico que la poetisa no dominara. Por ejemplo, se agregaron referencias a la Aviación Naval, a la Infantería de Marina y a la Gran Familia Naval. Ambas plegarias están fechadas el 17 de julio de 1936.

En agosto de 1937 por decreto del Poder Ejecutivo, firmado por el General Agustín P. Justo, Presidente de la Nación, fue aprobada la designación de Nuestra Señora Stella Maris como patrona de la Armada Argentina, y el obispado fijó como fecha de su celebración el último viernes del mes de noviembre, tal como lo estipula nuestro Reglamento de Ceremonial Naval.

En los considerando del decreto se hace referencia a la devoción manifiesta del personal de la Armada hacia Stella Maris.

 

Plegaria a Stella Maris (Versión 2008)

Oh María,
estrella esplendorosa de los mares,
que derramas el fulgor inagotable de tu gracia
sobre la inmensa soledad marina
que dominas el viento y el oleaje
y señales su ruta al navegante,
protégenos piadosa
en las tempestades del alma
y en los embates del mar.

Bendice a la Armada de la Nación Argentina,
A la Prefectura Naval Argentina y
A la Marina Mercante
haciéndolas fuertes en la paz,
valerosas en la guerra
y generosas en la victoria.

Concede que sea siempre la nuestra
misión de amistad y de concordia
en todas las latitudes del mundo,
Y en los extremos de nuestro país.

Bendice a quienes
desde las férreas naves y desde el aire
custodian sobre el mar,
los ríos y los lagos
el honor de nuestra Patria
y de nuestra Bandera.

Bendice a quienes defienden nuestras costas
y a todos los que, por su trabajo,
componen la gran familia naval argentina.
Bendice a los seres amados del hogar
sobre los que imploramos
tu protección celestial.

Danos fortaleza en las ausencias,
aliento en la esperanza
alivio en los pesares,
constancia en la virtud.

Valor para los sacrificios que nos exige
el cumplimiento integral de nuestro deber.
Oh Madre y Señora Nuestra, Stella Maris,
escucha las plegarias de nuestros corazones.
Te suplicamos que nos orientes y nos conduzcas
al puerto de la bienaventuranza eterna
concediéndonos en la vida y en la muerte
la misericordia dulzura de la paz. Amén.

Versión Oficial de la Armada Argentina, hasta 2008

Oh María,
estrella esplendorosa de los mares,
que derramas el fulgor inagotable de tu gracia
sobre la inmensa soledad marina
que dominas el viento y el oleaje
y señalas su ruta al navegante,
protégenos piadosa,
en las tempestades del alma
y en los embates del mar.
 
Bendice a la Armada de la Nación Argentina
haciéndola fuerte en la paz,
valerosa en la guerra
y generosa en la victoria.
 
Concede que sea siempre la suya
misión de amistad y de concordia
en todas las latitudes del mundo.

Bendice a quienes desde las férreas naves y desde el aire
custodian sobre el mar el honor de nustra Patria y de nuestra bandera
Bendice a quienes defienden nuestras costas
y a todos los que por su trabajo
componen la gran familia naval argentina

Bendice a los seres amados del hogar
sobre los que imploramos tu protección celestial
Danos fortaleza en las ausencias, aliento en la esperanza,
alivio en los pesares, constancia en la virtud,
valor para los sacrificios que nos exige
el cumplimiento integral de nuestro deber.

Oh Madre y Señora Nuestra, Stella Maris,
escucha las plegarias de nuestros corazones.
Te suplicamos que nos orientes y nos conduzcas
al puerto de la bienaventuranza eterna
concediéndonos en la vida y en la muerte
la misericordiosa dulzura de la paz. Amén

La Plegaria del Marino (1936)

Oh María, Estrella que derramas el fulgor
inagotable de tu gracia sobre la amarga
soledad marina, que dominas los vientos y el oleaje
y señalas su ruta al navegante, protégenos
piadosa en las tempestades del alma
y en los embates del mar.

Bendice a la Armada de la Nación Argentina,
fuerte en la paz, valerosa en la guerra
y generosa en la victoria, y haz que siempre sea
la suya misión de amor y de concordia
en todas la latitudes del mundo!

Bendice a los seres amados que implorando
tu protección nos vieron un día partir,
y, en la dulce quietud del hogar,
aguardan con ansiedad nuestro retorno!
Bendice a quienes desde la férrea nave
custodiamos sobre el mar el honor de
nuestra patria y la pureza de su bandera!

Madre y Señora nuestra, Stella Maris,
escucha la plegaria de nuestros corazones,
forjados por la guerra, que te imploran
nos concedas en la vida y en la muerte la
misericordiosa dulzura de la paz!

Fuentes: ¿Cuál Es el origen de la plagaria a Stella Maris?. BCN Nº 779. 1995

Foro Histarmar
Sitio oficial de la Armada Argentina

Notas relacionadas:

Plegaria a Stella Maris

Otorgaron la jerarquía de almirante a la virgen patrona de la Armada Argentina

 

R u e g o  a  Stella Maris

 

--------------------

  Ruega por las pobres mujeres que esperan

la vuelta de aquellos que partieron ya.

No dejes que nunca sus amores mueran,

Señora del Mar!

  --------------------

  Ruega por las almas de los que se ahogaron,

de los que se fueron con la tempestad;

por los corazones que los esperaron,

Señora del Mar!

  --------------------  

Ruega por la barca en que al mar partimos

y que acaso un día no regresarán.

Con tu amor soñamos, por tu fe vivimos

Señora del Mar!

  --------------------

  Ruega por los rudos y blancos abuelos

cuyos viejos troncos dobló el huracán.

Ruega por nosotros, Reina de los cielos

Señora del Mar!

  --------------------  

Faro Stella Maris

 

El Faro Stella Maris se encuentra ubicado a la altura del Km. 182 del río Uruguay, y señala la entrada al puerto de la ciudad de Concepción del Uruguay, en la provincia de Entre Ríos, Argentina.
Este bello faro representa la figura de la patrona de los navegantes, Stella Maris y está en el extremo de un espigón de 140 metros de largo, el cual se interna en el río.
Originalmente, la entrada al puerto se señalizó en 1908 con una torre de hierro, que poseía un farol a kerosene, el que posteriormente fué reemplazado por una lámpara a gas acetileno.
La iniciativa de reemplazar esta torre por este faro, surgió de los vecinos de la ciudad, que con la ayuda del Ministerio de Obras Públicas llevaron a cabo la construcción del mismo, y el 11 de septiembre de 1949, se inaugura el Faro de la Stella Maris. 

Fuente: http://wikimapia.org/1700594/es/Faro-Stella-Maris

Fotos: http://www.travesiasriouruguay.com.ar/

 

Volver Inicio

Fotos Maqueta ARA Gral. Belgrano

ARMADA ARGENTINAARA